INICIO SECCIONES ESCRÍBENOS FOROS CONTENIDOS ACCESO NOSOTROS
Secciones
· Home
· Ayuda
· Búsqueda
· Chat
· Contacto
· Contador
· Contenidos
· Descargas
· Encuestas
· Enviar denuncias o noticias
· Lo más leído
· Multimedia
· Nosotros
· Noticias anteriores
· Portátil
· Recomiéndanos
· Secciones
· Tu cuenta
· Web Links

Encuesta
¿Quien es responsable del cambio climatico?

Los paises industrializados
Los gobiernos irresponsables
Las actitudes individualistas
No se



Resultados
Encuestas

votos 24

mapamundi

La Imagen del día

Cambio Climático

Unión Europea

    

Acciones


Síntesis Periodística

Casa de Sierra Nevada

Usuarios
Bienvenido, Anonymous
Nickname
Contraseña
Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

(Regístrate)
Membresía:
Último: Armando
Nuevos Hoy: 0
Nuevos Ayer: 0
Total: 12

Gente en línea:
Visitantes: 3
Miembros: 0
Total: 3

Observatorio

astl.tv

La vulnerabilidad de México es evidente

Enviado el Friday, 26 November a las 23:00:00
Tópico: Colaboraciones

* Análisis sobre la Cumbre de Cambio Climático en Cancún.
* Los riesgos son tan altos como en algunas islas del Pacífico.
* Los estados de Tamaulipas y Tabasco son dos ejemplos.
* También Oaxaca y Chiapas son muestras de fenómenos extremos.


Ingrid Spiller y Jorge Villarreal / Heinrich Boll Stiftung / IK BALAM
Ciudad de México



México es uno de los países más vulnerables a las condiciones extremas del clima generadas por el calentamiento global, con regiones que tienen el mismo grado de exposición a las amenazas del cambio climático como las naciones que más sufren y reclaman por medidas urgentes en las negociaciones internacionales.


Tamaulipas o Tabasco -por ejemplo- corren no sólo el riesgo de lluvias más intensas, también su actual zona costera puede desaparecer por el aumento del nivel del mar (en algunos lugares se pronostica 40 kilómetros de inundación), como en muchas de las islas del Pacífico.


O escenas dramáticas como las de sequía en África, las encontraremos de manera más frecuente en la región norte del país y -en no mucho tiempo- en la zona centro occidente.


Noticias de inundaciones, deslaves y lluvias torrenciales, como las que hemos visto recientemente en Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Chiapas, serán más frecuentes, y son una terrible muestra de las consecuencias sociales de los fenómenos extremos que serán agravados por el cambio climático.


La condición de vulnerabilidad en todos estos casos está directamente asociada a la capacidad limitada que el país tiene para atender el impacto del calentamiento global. Pero, ¿de qué impactos estamos hablando?


Por su megadiversidad, su variedad topográfica y ecosistémica, el cambio climático tendrá efectos muy variados en México. En términos generales, los ecosistemas también se verían seriamente amenazados.


El Instituto Nacional de Ecología pronostica que -con un aumento de entre 3 y 4 °C- el 50 por ciento de la vegetación en México cambiaría de características, sobre todo en los bosques templados de pino y encino, y con ellos, la fauna y flora asociadas.


En las costas del sur-sureste los impactos más severos serán el incremento en la intensidad de fenómenos meteorológicos extremos (huracanes y tormentas tropicales) y el aumento en la frecuencia de precipitaciones que -por diversos factores humanos- terminan en mayores inundaciones.


Como lo han señalado la mayoría de los reportes científicos en la materia, para México los cambios climáticos de mayor relevancia para la vida económica serán los asociados a la desertificación y baja en la precipitación.


México es un país mayoritariamente semiárido, por lo que la disponibilidad de agua para el consumo humano y la agricultura es de vital importancia. En las zonas áridas y semiáridas del norte, noroeste y el centro del país se pronostican importantes reducciones de precipitación (15 por ciento) y aumentos de temperatura (entre 2 y 4°C) en el año 2050 afectando severamente la disponibilidad hídrica.


Para darnos una idea del riesgo que ello implica, en el país se usa el 83 por ciento de la disponibilidad de agua para la agricultura y el 12 por ciento para consumo.


Aunque en México no hay una sola entidad que no enfrente por lo menos una amenaza grave debido a los efectos del cambio climático, por lo comentado, la agricultura será uno de los sectores más afectados y vulnerable por la pobre condición actual del campo en México.


Enfrentarán un mayor riesgo las campesinas y campesinos que no cuentan con sistemas de irrigación, sino que dependen de los patrones de lluvia regulares. Esto es particularmente grave porque alrededor de una quinta parte de la población vive en el ámbito rural y la agricultura constituye una parte importante -cuando no la única- de sus ingresos.


La pobreza y la pobreza extrema son mucho más pronunciadas en las zonas rurales, lo cual las hace más vulnerables frente a los impactos del cambio climático, sobre todo a los pequeños productores de temporal. El maíz, el cultivo más importante en México, es sembrado en cerca del 50 por ciento de la tierra cultivada, principalmente por los pequeños productores.


Y, volviendo a los escenarios climáticos, se estima que para el año 2020 alrededor del 4.2 por ciento de la superficie hoy cultivada con maíz deje de ser cultivable, debido a su alta sensibilidad con el clima.


Esto ocasionará que muchos productores tendrán que sustituirlo por otro cultivo o abandonar la agricultura en un contexto en que la política nacional agraria le apuesta al modelo de importación de alimentos en vez de fortalecer la productividad de este importante sector de pequeña producción.


Respecto al agua. México se convertirá en uno de los países con estrés hídrico generalizado no sólo en las zonas agrícolas, sino también en las ciudades. La distribución y disponibilidad de agua en el país sigue siendo inequitativa, pues la mayor cantidad se concentra en el sur-sureste, mientras que otras zonas padecen más sequías como en Baja California, Sonora, Sinaloa y otras.


De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Ecología, esto se traduce en que el 50 por ciento de la población cuenta con menos del 20 por ciento de este recurso, mientras que en el sudeste del país, el 20 por ciento de la población tiene más de la mitad del agua.


Considerando los escenarios climáticos se espera una baja en la disponibilidad de agua anual por habitante: mientras en 1999 fue de 4,900 m3, se prevé que para el 2025 será de 3500 m3 (por debajo del consumo medio).


Múltiples factores.- Es importante notar que los orígenes de estos fenómenos son múltiples y no únicamente se refieren al aumento de la temperatura causada por las emisiones de efecto invernadero (GEI), en las que México contribuye con 1.6 por ciento al nivel mundial (11o. lugar).


Así como el cambio climático es resultado de actividades humanas, sus efectos se agravan por las actividades humanas. Por ejemplo, la deforestación y la erosión del suelo en grandes partes del país intensifican los efectos devastadores de los cambios en los patrones de lluvia -tanto como los aumentos de fenómenos meteorológicos extremos- y elevan el riesgo de inundaciones, deslaves y desbordamientos de ríos, como en el reciente caso de la Sierra Mixe en Oaxaca.


Mientras que México comparte condiciones de vulnerabilidad similares a otros países del mundo, a diferencia de muchos de ellos, la falta de recursos para hacer frente a los impactos mencionados no se debe a la ausencia total de éstos, sino a su mala e inequitativa administración.


En la economía número 14 del mundo la pobreza alcanza el 60 por ciento. Visto de esta manera, reducir la vulnerabilidad frente a los efectos del cambio climático es más un problema de decisiones y mal diseño de políticas, que de disponibilidad de recursos.


* Los autores son miembros de la oficina regional de la fundación Heinrich Böll Stiftung en México, Centroamérica y el Caribe.


 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Colaboraciones
· Noticias de ikbalam


Noticia más leída sobre Colaboraciones:
Tabasco: reconstruir el Paraíso


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible