INICIO SECCIONES ESCRÍBENOS FOROS CONTENIDOS ACCESO NOSOTROS
Secciones
· Home
· Ayuda
· Búsqueda
· Chat
· Contacto
· Contador
· Contenidos
· Descargas
· Encuestas
· Enviar denuncias o noticias
· Lo más leído
· Multimedia
· Nosotros
· Noticias anteriores
· Portátil
· Recomiéndanos
· Secciones
· Tu cuenta
· Web Links

Encuesta
¿Quien es responsable del cambio climatico?

Los paises industrializados
Los gobiernos irresponsables
Las actitudes individualistas
No se



Resultados
Encuestas

votos 24

mapamundi

La Imagen del día

Cambio Climático

Unión Europea

    

Acciones


Síntesis Periodística

Casa de Sierra Nevada

Usuarios
Bienvenido, Anonymous
Nickname
Contraseña
Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

(Regístrate)
Membresía:
Último: Armando
Nuevos Hoy: 0
Nuevos Ayer: 0
Total: 12

Gente en línea:
Visitantes: 2
Miembros: 0
Total: 2

Observatorio

astl.tv

Cancún: ¿éxito o fracaso?

Enviado el Monday, 20 December a las 23:00:00
Tópico: COP16

* Los funcionarios mexicanos hablan de éxito.
* Triunfalismo en los resultados de la COP 16.
* Opiniones divididas en el semanario The Economist.


Enrique Quintana / Reforma / IK BALAM
Ciudad de México



En su página de internet, el semanario The Economist hace un sondeo respecto a si los lectores consideran que la llamada COP16, realizada en Cancún, México, entre el 29 de noviembre y el 10 de diciembre de 2010, fue un éxito o un fracaso.


La proporción de quienes piensan que el encuentro no tuvo éxito es de 57 %.


Los lectores del semanario británico son de casi todo el mundo, y usualmente se trata de personas con un nivel elevado de escolaridad e información.


También, por la línea de la revista, se trata de personas que simpatizan con la democracia y con la economía de mercado.


¿Por qué razón las personas con estas características no aceptan los discursos políticos y, en su mayoría, se encuentran a disgusto con los resultados de la Conferencia?


Quizá una de las razones es que, a diferencia de los políticos, la medición del éxito de la reunión no consistía en lograr lo posible, sino lo necesario.


Y el hecho es que no se obtuvo lo que se necesita para reducir las emisiones y, por tanto, para incidir realmente en el cambio climático.


El 42.2 % de las emisiones de CO2 que se van a la atmósfera proviene de Estados Unidos y de China.


Si a ellos se suman los países de la Unión Europea (UE), Rusia, India y Japón, entonces se explica el 71.6 % de las emisiones.


Por esa razón es que -por ejemplo- el hecho de que Estados Unidos y China, los países más contaminantes del mundo, no hayan suscrito el Protocolo de Kyoto, y que después de Cancún no haya perspectiva clara de un mecanismo que haga obligatorios los compromisos planteados, implica que es poco probable que en materia de acciones en contra del cambio climático haya un antes y un después de Cancún.


No se puede demeritar el esfuerzo que pueda hacer México en materia de reducción de emisiones, pero el hecho de que las que lanza a la atmósfera impliquen el 1.6 % del total mundial, conduciría a que, aunque nos propusiéramos un programa superambicioso y redujéramos en 30 % las emisiones totales, aun así el efecto global sería de 0.48 % del total del mundo.


Claro que es la suma de esfuerzos pequeños lo que va cambiar la realidad, pero me parece que puede haber una gran frustración en el mundo si no se incide en los países que realmente pesan en cuanto a contaminación.


China, por ejemplo, tiene el programa de construcción de centrales nucleares más ambicioso del mundo, lo que bajaría sus emisiones, pero también tiene el proceso de urbanización más grande de la historia y una expansión del uso del automóvil sin parangón.



Si se pidiera a los chinos que usaran sólo autos tipo Toyota Prius, cuyo valor comienza en los 22 mil dólares, en lugar de sedanes baratos de menos de 10 mil dólares, seguramente no aceptarían porque se incrementaría el costo de su urbanización.


Pero, por ejemplo, una decisión así cambiaría más el medio ambiente en materia de emisiones que todo lo que hiciera México.


La realidad es que, pese a todos los discursos, aún no existe el sentido de urgencia que se supone debe haber en esa materia.


Para Estados Unidos es más urgente consolidar su recuperación, y para China lo es que el crecimiento no baje del 10 %.


Por eso es que no resulta nada difícil decir que la reunión de Cancún estuvo lejos de ser un éxito.


 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de COP16
· Noticias de ikbalam


Noticia más leída sobre COP16:
Éxito, sólo si Washington y Beijing logran acuerdos


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible