INICIO SECCIONES ESCRÍBENOS FOROS CONTENIDOS ACCESO NOSOTROS
Secciones
· Home
· Ayuda
· Búsqueda
· Chat
· Contacto
· Contador
· Contenidos
· Descargas
· Encuestas
· Enviar denuncias o noticias
· Lo más leído
· Multimedia
· Nosotros
· Noticias anteriores
· Portátil
· Recomiéndanos
· Secciones
· Tu cuenta
· Web Links

Encuesta
¿Quien es responsable del cambio climatico?

Los paises industrializados
Los gobiernos irresponsables
Las actitudes individualistas
No se



Resultados
Encuestas

votos 24

mapamundi

La Imagen del día

Cambio Climático

Unión Europea

    

Acciones


Síntesis Periodística

Casa de Sierra Nevada

Usuarios
Bienvenido, Anonymous
Nickname
Contraseña
Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

(Regístrate)
Membresía:
Último: Armando
Nuevos Hoy: 0
Nuevos Ayer: 0
Total: 12

Gente en línea:
Visitantes: 4
Miembros: 0
Total: 4

Observatorio

astl.tv

2011 es el Año de los Bosques

Enviado el Saturday, 23 July a las 00:00:00
Tópico: Colaboraciones

* En 2010 fue el Año de la Biodiversidad.
* 350 kilómetros cuadrados son destruidos diario en el mundo.
* Expertos repiten que sólo ellos atenúan el cambio climático.





 

Myriam Vachez / IK BALAM
Ciudad de México

El 2010, año que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió dedicar a la Biodiversidad, y los cientos de eventos, exposiciones, conferencias, películas, destinados a sensibilizar a la población mundial sobre esa tragedia en curso que es el empobrecimiento de los ecosistemas lograron finalmente desembocar en un compromiso firmado en Nagoya; compromiso que, por cierto, se presume como un enorme logro en lo que a ponerse de acuerdo se refiere.


Los 193 países, 18 mil participantes, reunidos en octubre, tras discutir arduamente durante dos semanas, acabaron adoptando un nuevo plan estratégico de diez años para guiar los esfuerzos nacionales e internacionales con el fin de salvaguardar la biodiversidad mediante el incremento de acciones específicas dirigidas a ello.

 
Por ejemplo, reducir la pérdida de hábitats naturales, conservar lo que aún existe (bosques tropicales) y restaurar las zonas degradadas (arrecifes coralinos); pero, y ya que nada se puede hacer sin dinero, también establecieron una estrategia de movilización de los recursos para incrementar de manera sustancial la actual ayuda al desarrollo cuando las acciones se enfoquen a preservar la biodiversidad.


Y finalmente firmaron un protocolo internacional referente al acceso y al reparto equitativo de los beneficios de la utilización de los recursos genéticos del planeta.


Esto último, de suma importancia, tiene que ver con las empresas que utilizan los recursos naturales de algún país para su producción (farmacéutica, por ejemplo) y que, en adelante, ya no podrán hacerlo como si de su casa se tratara: deberán no sólo pedir permiso sino repartir con el país de origen las ganancias obtenidas. Y todo ello regulado por una agencia externa.


Pues bien, con esta nota alentadora acabó el Año de la Biodiversidad e inició, en 2011, el Año Internacional de los Bosques. Así como la justificación para declarar el año de la biodiversidad era que los seres humanos, siendo parte integrante de la diversidad de la naturaleza, necesitándola imperativamente para sobrevivir y teniendo en nuestras manos el poder de preservarla, la estamos, de manera irresponsable y hasta suicida, destruyendo a pasos agigantados; así el Año Internacional de los Bosques tiene por objeto recordarnos que éstos son parte integrante del desarrollo mundial sustentable.


Cada día unos 350 kilómetros cuadrados de bosques son destruidos en el mundo. La necesidad de contar con más tierras agrícolas, la tala incontrolada, la gestión ineficiente de los suelos y, por supuesto, la multiplicación de los asentamientos humanos causan estragos que los esfuerzos actuales de conservación y reforestación no logran ni remotamente atenuar. gobiernos, ONG, sociedad civil están sin duda conscientes de la necesidad imperiosa de preservar los bosques.


Poco a poco, por el mundo, se establecen más zonas protegidas y la tala es un tema legislado en la mayoría de los estados, pero aún así gana la inmediatez, la necesidad de muchos y también la inconsciencia de otros tantos que explotan los bosques para extraer de ellos enormes beneficios, sin preocuparse de lo que pasará con las futuras generaciones.


Si esta aseveración suena poco original es simplemente porque ha sido ésta, y no otra, la “línea de acción” de la humanidad desde hace ya muchos, muchos decenios, pero desgraciadamente ha llegado la hora de detenernos a observar el resultado de nuestro actuar y entender que ya no podemos seguir con esa irresponsabilidad ni siquiera por unos pocos años más.


Para colmo, lo sabemos perfectamente: así no se lea nada, no se sepa nada de lo que pasa en el mundo, basta con mirar alrededor, respirar el aire, observar los ríos, las playas, los campos y los bosques para entender lo que le estamos haciendo a la naturaleza y por tanto, a nosotros mismos.


En 2011 se nos repite una y mil veces que los bosques albergan al 80 % de la biodiversidad del mundo y tienen por tanto un papel fundamental en su preservación; que sólo ellos atenúan los estragos del cambio climático; que son el hogar de 300 millones de personas y de ellos depende la existencia de mil 600 millones; que sus productos generan unos 350 mil millones de dólares anuales; que nos dan madera, sí, pero también alimentos, medicinas, agua limpia; que son, en pocas palabras, vitales para nuestra sobrevivencia. A ver si lo entendemos.

 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Colaboraciones
· Noticias de ikbalam


Noticia más leída sobre Colaboraciones:
Tabasco: reconstruir el Paraíso


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Colaboraciones