INICIO SECCIONES ESCRÍBENOS FOROS CONTENIDOS ACCESO NOSOTROS
Secciones
· Home
· Ayuda
· Búsqueda
· Chat
· Contacto
· Contador
· Contenidos
· Descargas
· Encuestas
· Enviar denuncias o noticias
· Lo más leído
· Multimedia
· Nosotros
· Noticias anteriores
· Portátil
· Recomiéndanos
· Secciones
· Tu cuenta
· Web Links

Encuesta
¿Quien es responsable del cambio climatico?

Los paises industrializados
Los gobiernos irresponsables
Las actitudes individualistas
No se



Resultados
Encuestas

votos 24

mapamundi

La Imagen del día

Cambio Climático

Unión Europea

    

Acciones


Síntesis Periodística

Casa de Sierra Nevada

Usuarios
Bienvenido, Anonymous
Nickname
Contraseña
Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

(Regístrate)
Membresía:
Último: Armando
Nuevos Hoy: 0
Nuevos Ayer: 0
Total: 12

Gente en línea:
Visitantes: 1
Miembros: 0
Total: 1

Observatorio

astl.tv

Día Mundial de los Animales…y ¿sus derechos?

Enviado el Wednesday, 07 October a las 22:48:17
Tópico: Noticias Nacionales

* Actos para recordar que la Tierra es de otros seres vivos.
* “Son siempre víctimas sin ser culpables de nada”.
* Abuso, maltrato, confinamiento, dolor, indiferencia y muerte.
* La Declaración de la ONU de 1978 no ha tenido grandes avances.


Susana Cruz Aguilar / Universidad Iberoamericana / IK BALAM
Ciudad de México


El 4 de octubre de 1929 fue declarado el Día Mundial de los Animales por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal en un Congreso celebrado en Viena, Austria, fecha conmemorativa en la cual las organizaciones de defensa de los derechos de los animales salimos a las calles.


La efemérides la evocamos con marchas y  actos, incluidos los realizados por los creyentes con la bendición de sus animales, para invitar a las personas a recordar que el planeta Tierra que habitamos y usamos también es el hábitat de otros seres vivos.


Es un deber mitigar en lo posible su sufrimiento y es nuestra obligación permitirles seguir viviendo: “Los animales son siempre víctimas sin ser culpables de nada”, dice un lema nuestro.


El abuso, maltrato, confinamiento, dolor, indiferencia y muerte, son actos antropocéntricos a los que a diario el humano somete a millones de animales,  basados en el especismo y conveniencia de quienes lucran con la explotación animal en aras de su propia satisfacción, aprovechándose de su vulnerabilidad e indefensión, la cual los convierte en objetos de uso común, destruyendo ecosistemas y ocasionando daños, incluso a la salud humana.


La Liga Internacional de los Derechos del Animal y las Ligas Nacionales afiliadas tras la III Reunión Sobre los Derechos del Animal celebrada en Londres, Reino Unido de la Gran Bretaña, del 21 al 23 de septiembre, proclamaron en 1978  la Declaración Universal de los Derechos de los Animales aprobada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y posteriormente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).


Esta declaración de carácter moral está integrada por catorce puntos importantes: el derecho a la igualdad, al respeto, a la no crueldad, a la libertad, a no ser objetos de lucro, a no ser abandonados, a un trabajo bajo normas humanitarias, a un trato humanitario en los laboratorios, a un trato humanitario en todo proceso de consumo, a nos ser utilizados en espectáculos, a no matar gratuitamente a los individuos, a no exterminar la especie, a un trato respetuoso de los cadáveres, y a la intervención de las organizaciones no gubernamentales dedicadas a la defensa animal.


Lamentablemente, a más de tres décadas de la promulgación de esa declaratoria, y que la mayoría de los países cuentan con regulaciones en materia de bienestar animal, no se ven grandes avances.


Desgraciadamente  aún y después de tantos debates al respecto,  la discusión sigue centrándose en que “los animales no pueden tener derechos al no tener obligaciones,” pese a que  la obligación de ellos es inherente a su existencia, pues son parte de los ecosistemas.


Cada uno tiene una función, una razón de ser y de estar, y es el humano quien, con su “razonamiento”  por delante, ha desequilibrado todo. El movimiento de defensa animal no pretende interferir en la  cadena alimenticia natural y necesaria para la supervivencia de las especies.


Sería estúpido querer volver al león o tiburón vegetariano, como muchos detractores lo argumentan: lo que sí pretendemos es concentrarnos en la difusión de que  un cambio de hábitos alimenticios, diversión, vestimenta e incluso del trato que le damos a nuestros animales de compañía, puede hacer la diferencia para otros seres.


El pasado 4 de octubre, como cada año, diversas organizaciones de numerosas ciudades del mundo volvimos a salir a las calles, y cada día somos más, cada vez hay más entusiasmo y gente joven que se une al movimiento para hacer el llamado  a las naciones del mundo a que erradiquen las tradiciones crueles y atávicas que aún preservan.


Son los casos de los circos con animales, la tauromaquia, las peleas de gallos, las carreras de galgos y caballos, la matanza de focas y la cacería cinegética, cuando el sentido común señala que deben buscarse formas de diversión más sanas y armónicas con la naturaleza.


A los gobernantes les pedimos que asuman su papel de promotores de la paz entre la sociedad, y comprendan que mientras este tipo de espectáculos continúen, será imposible erradicar la violencia que se vive actualmente, y sobre todo invitar a todas las personas a que replantee la relación con los animales, su entorno y entiendan que no se trata de compasión, si no de justicia para todos.


“Tú tienes voz para defender, exigir y reclamar tus derechos, ellos ni siquiera saben que los tienen”, según las palabras de Olivia Millán, defensora independiente, dichas al Diario del Noreste.


 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Noticias Nacionales
· Noticias de ikbalam


Noticia más leída sobre Noticias Nacionales:
Política ambiental opaca y deficiente


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.83
votos: 61


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible