INICIO SECCIONES ESCRÍBENOS FOROS CONTENIDOS ACCESO NOSOTROS
Secciones
· Home
· Ayuda
· Búsqueda
· Chat
· Contacto
· Contador
· Contenidos
· Descargas
· Encuestas
· Enviar denuncias o noticias
· Lo más leído
· Multimedia
· Nosotros
· Noticias anteriores
· Portátil
· Recomiéndanos
· Secciones
· Tu cuenta
· Web Links

Encuesta
¿Quien es responsable del cambio climatico?

Los paises industrializados
Los gobiernos irresponsables
Las actitudes individualistas
No se



Resultados
Encuestas

votos 23

mapamundi

La Imagen del día

Cambio Climático

Unión Europea

    

Acciones


Síntesis Periodística

Casa de Sierra Nevada

Usuarios
Bienvenido, Anonymous
Nickname
Contraseña
Código de Seguridad: Código de Seguridad
Teclea Código de Seguridad

(Regístrate)
Membresía:
Último: Armando
Nuevos Hoy: 0
Nuevos Ayer: 0
Total: 12

Gente en línea:
Visitantes: 3
Miembros: 0
Total: 3

Observatorio

astl.tv

El agua y la tierra en la Delegación Tlalpan

Enviado el Thursday, 29 October a las 23:05:00
Tópico: Alertas, Denuncias y Eventos

* Graves y serias afectaciones por los cortes hídricos.
* El crecimiento poblacional superó la instalación de redes.
* Plan de aprovechamiento de las microcuencas del Ajusco.
* El suelo de conservación, de los más extensos de la capital.
* No hay Programa de Desarrollo Urbano actualizado.

Jacobo Acosta / IK BALAM 
Ciudad de México


La Delegación Tlalpan resultó gravemente afectada por los recientes cortes al caudal del Sistema Lerma Cutzamala, y el tanque “La Primavera” ubicado en el parque ecológico de la Ciudad de México, principal receptor y distribuidor hacia las redes secundarias del poniente centro de la demarcación, redujo notablemente el flujo del vital líquido a la zona del Ajusco Medio.



Ahí se ubican 65 colonias tan populosas como San Nicolás, Chichicaspa e Hidalgo en sus tres secciones, en las que se ubica el 40 % de la población total de Tlalpan que, según el censo de 2005, asciende a 638,222 habitantes.



En la misma situación de escasez de agua potable se encuentra el casco de San Miguel Topilejo, donde el crecimiento poblacional superó a la instalación de redes secundarias y derivaciones provenientes del Cutzamala.



La Delegación presta el servicio de reparto de agua potable a través de 169 pipas rentadas, que se solicitan en el Centro de Atención Ciudadana de la demarcación, ubicado en edificio delegacional, con atención a los ciudadanos de lunes a viernes en horario de ocho de la mañana a dos de la tarde.



Además del Sistema Lerma Cutzamala, Tlalpan recibe agua de siete pozos distribuidos en la batería del Anillo Periférico Sur y cuya operación depende del Sistema de Aguas de la Ciudad de México.



En la demarcación no hay colonias autosuficientes en un 100 %  en la captación y aprovechamiento del agua, y existen sin embargo proyectos de aprovechamiento en colonias como “La Tortuga”, donde, a través de instalaciones de tuberías de PVC, se aprovecha un porcentaje importante del líquido; pero insuficiente para satisfacer la demanda del mismo.



El gobierno local ha desplegado un plan de aprovechamiento de las microcuencas de las zonas altas del Ajusco, con el fin de cosechar agua para servicios agropecuarios, ambientales y consumo humano, con la construcción de ollas  construidas con tecnología ecológica como la geomembrana a base de poliuretano, material impermeable de alta resistencia y duración, además se potencia la infiltración del agua de lluvia al subsuelo con las presas de gavión.



Se avanza en la instalación de una red de distribución de la granja de Agua de San Nicolás Totolapan, donde se instala una planta potabilizadora que en breve surtirá a la zona mas afectada por falta de agua, la capacidad de este cuerpo de agua artificial, se espera que llega al óptimo de 16 millones de litros, captados de una derivación del río Eslava, cuyo caudal, se pierde en gran medida en el drenaje de la avenida Insurgentes Sur, a través de filtraciones y manantiales que se forman en temporadas de lluvia.



Otra de las ventajas sustanciales de las ollas es que, como se trata de cuerpos de agua artificiales pero de dimensiones importantes, éstas contribuyen a estabilización del clima en las áreas donde se construyen.



Cada una de estas ollas se encuentra rodeada por una barda perimetral de mampostería y  malla ciclónica, con el objeto de impedir el acceso de animales.



El recurso necesario para su construcción, proviene de partidas presupuestales etiquetadas del Programa Operativo Anual  de la Delegación Tlalpan y de ingresos del ramo 33 de la Federación.



Estos corren el riesgo de disminuir debido a la crisis por la que atraviesa el país; sin embargo, es de señalar que el aprovechamiento de las ollas en el caso de uso agropecuario queda como responsabilidad de los comuneros de los pueblos del Ajusco.



Además ha servido como un generador de empleo para los habitantes de la zona pues la mano de obra es local y, al contar con el recurso hídrico, se promueven las actividades del campo, lo que de alguna manera contribuye a que los ejidatarios se abstengan de vender sus tierras.



El suelo de conservación en Tlalpan es uno de los más extensos de la capital y brinda servicios ambientales inapreciables como la infiltración del agua de lluvia hacia el subsuelo y la liberación de oxígeno hacia la atmósfera del Valle de México, de ellos depende la sustentabilidad de la vida en la capital.



A partir de los operativos en el predio denominado como la Ford en Iztapalapa, un nuevo fenómeno se presenta en las zonas altas del Ajusco, que es la instalación de deshuesaderos, muchos clandestinos, otros a plena luz como el ubicado en el pueblo de Parres el Guarda.



Contribuyen a la contaminación intensiva del suelo de conservación debido a la acción de las sustancias derivadas de la corrosión de los metales, y derivados del petróleo y gran cantidad de plomo que se infiltran al subsuelo en estos establecimientos, pero de los que se carece de una reglamentación ambiental clara, que impide a la autoridad actuar en contra de un agresor ambiental potenciado.



Otro grave problema ambiental lo constituyen los 104 asentamientos irregulares, oficialmente reconocidos, y que se encuentran ubicados en suelo de conservación. Cada uno de estos asentamientos presenta características propias, por lo que la jefatura delegacional de Tlalpan, al no contar con un Programa de Desarrollo Urbano actualizado implementó una política de ordenamiento territorial, que divide en tres protocolos de atención a estos asentamientos.



El primero de ellos es el procedimiento administrativo que conlleva al desalojo de los habitantes de asentamientos irregulares de reciente creación en zonas donde expresamente está prohibido por el uso de suelo, la construcción de vivienda.



El segundo se trata de los asentamientos cuyo crecimiento se encuentra ligado a los cascos de los pueblos originarios, con una existencia mayor a cinco años, y en los que por su consolidación se han introducido servicios urbanos, como la luz, el agua potable, el alumbrado, iniciándose el proceso de regularización de la tenencia de la tierra, tal es el caso de Ahuacatitla ubicada en el casco del pueblo de San Miguel Topilejo.



El tercer caso, novedoso en la ciudad, es la reubicación de habitantes de asentamientos irregulares a predios comprados con recursos autorizados por la Asamblea de Representantes, como reserva territorial.



Es la situación que guardan personas que compraron de buena fe, y que han habitado de manera pacífica y ordenada por más de cinco años, predios en los que el uso de suelo es de conservación ecológica.



El mecanismo consiste en que después de un estudio socioeconómico y jurídico se determina el intercambio tierra por tierra, en la que el colono entrega la propiedad de su predio para recibir otro en el que será reubicado, pero gozando de todos los servicios, y lo mas importante, con la certeza de su propiedad.



El predio Hueytlalpan fue entregado en esa modalidad, y se trata de 93 pies de casa en un terreno de 120 metros cuadrados y cuyo diseño permite el crecimiento de dos recámaras más, además de que cuenta con ecotecnias como zona de recarga de acuíferos en el frente de la casa, así como un calentador solar donado por el Instituto de la Vivienda del Distrito Federal.



Hueytlalpan es el resultado de la participación de los tres niveles de gobierno y la iniciativa privada, la Fundación Provivah, el Instituto de la Vivienda del Distrito Federal, y Fonhapo, que contribuyeron para que cada familia de las 93 beneficiadas por este programa pagaran sólo la simbólica suma de seis mil pesos por su pie de casa.



Queda sin embargo, una gran cantidad de asentamientos en proceso de estudio, un Plan de Desarrollo Urbano, rehén de ambiciones económicas y políticas en la Asamblea de Representantes, una enorme presión de la mancha urbana que se expande día con día, ya que durante 2008 Tlalpan perdió doce hectáreas de suelo de conservación, y aunque ganó dieciséis, marca el primer superávit en este sentido, pero sin contar con las herramientas legales ni con los recursos económicos y humanos suficientes para hacer frente a esa problemática.

 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Alertas, Denuncias y Eventos
· Noticias de ikbalam


Noticia más leída sobre Alertas, Denuncias y Eventos:
¡No a la autopista San Cristóbal - Palenque!


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 5
votos: 2


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible